La revolución del Gravel Bike a punto de explotar

 

gravel bike

 

Hace unos días, montando en bici de montaña con Thor Castro, el amigo fotógrafo de Cronoramia, nos cruzamos con tres tipos, en diferentes momentos, que rodaban sobre una bici Gravel, de ciclocross, de aventura, mixta o como demonios queramos llamar a este nuevo fenómeno que amenaza con explotar en nuestro país en breve.

¿Por qué nos fijamos tanto en ello?

Porque precisamente Thor se acababa de comprar también una de esas máquinas hace un par de días y no dejamos de comentar el movimiento que se nota en este nuevo nicho de ciclismo, sobre todo en países como Estados Unidos. Y ya sabemos que lo que suena al otro lado del Atlántico no tarda en llegar.

La idea es tener una máquina polivalente que te permita hacer tus pinitos en salidas por el asfalto pero que te deje también internarte en recónditas pistas de grava, senderos en buen estado o en barrizales, sin olvidar que puede ser una buena máquina para viajar o simplemente para ir a trabajar o de recados.

Lo importante es la aventura y se trata de imprimir esa sensación a cualquier uso que le des a la bici.

 

gravel bike

 

La industria ha reaccionado rápido y rara es la marca que no tiene algún modelo de este tipo en su catálogo cuando no un extenso apartado dedicado a ello. La gama es amplia y por un extremo casi son como las bicis de carretera, mientras que por el otro se parecen a las bicis de montaña, pasando por los modelos mas puros de ciclocross, o los más tranquilos de viajes cicloturistas. Pero entre medias la escena está en ebullición y salen propuestas como la nueva Cannondale Slater que reinterpreta los conceptos de carretera, gravel y ciclocross en un mix que a nadie deja indiferente.

 

slater

 

El gigante Specialized ataca con la Crux, mas pura de Cx o la Diverge para grandes rutas de aventura, mientras que fabricantes de montaña se suben al carro como Niner con esta auténtica todoterreno como la RLT (road less travelled).

 

criux

 

 

 

 

rlt

 

Pero si la tecnología es excitante, no menos interesante es la escena. En Estados Unidos ya se ha forjado una original comunidad de eventos con la máxima del disfrute y de la aventura ante todo. Frente a la masificación y la competitividad de las pruebas de carretera, de la bici de montaña o del triatlón, las pruebas de Gravel, ciclocross, aventura o invenciones varias, pretenden retrotraernos a los comienzos del mountain bike cuando el espíritu de aventura, de camaradería o de estar participando en el nacimiento de algo grande, llenaba de emoción y ganas el ambiente.

Cuando en las carreras o en las pruebas de las distintas disciplinas actuales se cae uno y no recibe más que insultos por hacer perder un par de puestos a los que rodaban tras nosotros, es claro síntoma de que algo no funciona bien. El espíritu del Gravel se revela contra la tiranía del watio. La bici es diversión, ¿o no?

Este ambiente tan mestizo viene propiciado por la suma de los diferentes tipos de ciclistas que se vienen sumando a la fiebre de las dos ruedas en los últimos años. La gente del ciclismo urbano, que se ha enganchado al ciclismo, pero reniega de sus actitudes más rancias, añade pimienta a la escena.

 

escena crossover bicis

 

En Estados Unidos triunfan pruebas tan originales como la Grinduro, la Tusharcrusher, la DirtyKanza o Lost and Found y en España la mecha comienza a arder. Precisamente en estos días hemos conocido la propuesta original y ecléctica de la gente de la revista Volata, My Beautiful Parking y Pterodactyl; la Geocentrum: “Un formato de carrera ciclista diferente, dónde lo natural y lo industrial se juntan, el dolor precede a la gloria y la victoria se sobrepone a la derrota. Dicho de una forma más terrenal: se trata de una competición por equipos que transcurre sobre tierra y asfalto en la que todos los miembros de cada equipo tendrán que pasar por todos los checkpoints que la organización establece. Recorrido 50% tierra, 50% asfalto”. El GP Canal de Castilla podría tener algo de este rollo también, aunque cambiando la cerveza por el vino.

 

geocentrum volata

 

En los eventos de Gravel bike, la buena comida, la buena cerveza (artesanal en muchas ocasiones) y la buena música (rock’n roll si es posible) son ingredientes tan importantes como las propias bicis.

Aún recordamos cuando, hace muchos años, veíamos a Lance Armstrong preparando los Tours rodando por pistas de grava. No es que admiremos sus prácticas de entrenamiento, pero si nos llamaba la atención el que rodara por tierra. Y es que es precisamente por el extenso centro oeste de los Estados Unidos por donde la fiebre Gravel se ha expandido con la velocidad de un tornado.

 

ciclismo dirt

 

No creemos mucho en las etiquetas pero, cuando queremos referirnos a este mundillo no sabemos muy bien como hacerlo:

  • ¿Gravel bike? Es en inglés y muy ceñido a las pistas.
  • ¿Bicis de aventura? Alcance muy amplio y poco concreto.
  • ¿Crossover?
  • ¿Bicis Mixtas?
  • ¿Ciclismo dirt?

¿Cómo llamaríais vosotros a esta nueva escena de manera que todo el mundo sepa de qué se habla?

Nos sigue gustando la bici de carretera, nos sigue gustando la bici de montaña, nos sigue gustando la bici urbana, nos sigue gustando la bici para viajar, pero nos está tentando catar este nuevo mundo; es como mezclar todos nuestros diferentes gustos ciclistas con música, paisajes, cerveza y aventura.

¿Cómo lo veis? ¿Nos enganchamos o no?

 

 

13 commentarios

  1. Susana
    24/09/2015

    Para los locos de la bici de carretera, pero que nos apetece de vez en cuando un poco de aventura fuera del asfalto, y no terminamos de apañarnos con una MTB, lo veo un invento genial. Habrá que engancharse!

    Responder
  2. ininbita
    25/09/2015

    Magnífico reportaje.
    Inspirador.

    Mi crítica:
    Lo de siempre, el problema es la velocidad. Los fabricantes se estrujan los sesos en conseguir el mínimo peso pero que a la vez la bici aguante tanto al/la ciclista como el terreno por donde ruedan.
    La btt ya permite el “gravel” des de los años 70, pero no permite velocidades ni aerodinámica como en una bici de carretera. Esto lo soluciona el ciclocross, digo… el gravel.
    Una vez mas el reloj nos domina.

    Lo que si… estas bicis “nuevas” de gravel prometen lo último en efectividad, resistencia y comodidad. Y son bien atractivas. Ademas, y lo mas importante, permiten acciones “nuevas” por lugares “nuevos”.

    Comercialmente ( y en esto piensa la industria ), es una tipología de bicis creadas también para descongestionar un poco el mundo de la mountain bike y hacer un poco de sitio a los coches del asfalto, siempre tan apretados y estresados, pobres…
    Bien visto. Hay un amplio sector ciclista un poco harto de estos “viejos” mundos, y que huyen de la masificacion. Lógicamente.

    Explorar, esta es la palabra. Engancharse o no, esta es la cuestión. Y en mayor parte depende del money y el espacio disponible en casa.

    Puestos a pensar ideas, a estas gravel las llamaria bicis “off course”.

    saludos!

    Responder
    1. cronoramer
      25/09/2015

      “Off course” Buena.
      Quizás “All course”. me gusta.

      Para mí hay un 50% del marketing de la industria y un 50% de aire fresco y aventura

      Responder
  3. luix
    25/09/2015

    Buenas,
    Tengo una specialized tricross y cuando puedo , me salgo del asfalto. La llanada alavesa y Rioja me quedan cerca y son un sitio perfecto para rodar , con buen paisaje, sin masificación… y como bici urbana , perfecta… rapida, menos torpe que una btT.
    Espero pasarme a los frenos de disco y seguir disfrutando…
    Y el nombre , lo de menos.. lo importante , disfrutar…

    Responder
    1. cronoramer
      25/09/2015

      La Tricross marcó un hito y fue una avanzada.
      A nosotros nos inspiraba mucho ya hace años.

      lo de menos es el nombre y la máquina; lo importante es la actitud de disfrute.

      Responder
  4. poquetacosa
    02/10/2015

    Coño, pues lo que yo llevo haciendo desde hace la hostia de tiempo con mi BH Mega.

    Responder
  5. Pekas
    07/10/2015

    Por los terrenos en los que yo me muevo, ya hace algo de tiempo que utilizo la bici de CX para realizar lo que ahora denominan “Gravel”… Aunque es cierto que el terreno en el que vivo no es muy “gravelero”… ya que a las pocas pistas ciclables con este tipo de bicis…tengo el “inconveniente” de la orografçia donde vivo.. terreno más montañoso y repleto de senderos y terrenos más aptos para la “muntábike” de toda la vida….
    Para mi el concepto Gravel es más una filosofia de vida.. algo que llevamos mucho tiempo haciendo… viajar y trasladarte por nuestra geografia pos caminos.. carreteras locales y pistas de tierra disfrutando más de la velocidad y de la contemplación…que con una Btt ( con la cual también disfrutas y contemplas.. ) y sin el riesgo de los coches…

    Como ya se ha dicho.. es un soplo de aire fresco… pero no hace falta volvernos locos por tener la “ultima máquina gravelera”… Si nos fijamos en los yanquis.. hacen gravel con cualquier bicicleta… BTT….. con bicis de geometría carreteira.. ( tipo la Diverge de Specialized.. ) con las de CX.. etc… De hecho yo me acabo de montar un engendro con el cuadro de una Univega de Btt de 26″…manillar gravelero.. y el resto a base de componentes que corrían por casa de otras bicis…. A mi Specialized de carretera ( un modelo ya casi prehistórico. el Sequoia.. ) le he cambiado los puentes de freno.. más anchos y que permiten mayor paso de rueda… y en Invierno es mi CX/Gravelera…

    En mi zona…. (cerquita de Girona. ) parece que si no llevas una Niner de CX no eres nadie… y como digo.. creo más en el concepto filosófico del “Gravel”.. que no en las campañas de marketing de todas las marcas… luchando ahora por tener un modelo en el mercado… ( todas las marcas de referencia – y por supuesto las de culto o más tipo “Hand mades” tienen como mínimo un modelo que cubre las necesidades del nuevo/futuro biker) Hay marcas que vale la pena mencionar.. como las extraordinarias Surly (la Cross Chek.. ), Gios tienen un modelo clásico pero muy elegante.. Kona tiene unos modelos de CX y “Gravel” realmente interesantes… Si tienes money.. Santacruz y su Stigmata… por no hablar ya de marcas menos conocidas de Reino Unido o de los EEUU…. (Richard Sachs..Genesis bikes.. etc.. ) Y por supuesto mencionar gente de aquí que anda metida en el Gravel desde hace ya varios años.. la gente de Gravel Cycles….con modelos de clara tendecia gravelera. La gente de Cyclo… en Barcelona…. etc.. etc….

    Sin duda.. un fenoméno en el que ya nos hallamos metidos de lleno.. ( en Cataluña ya se han organizado dos carreras graveleras 100%, a parte de la reciente Geocentrum… La Pirinexus…. y la CAT 700.. atravesando toda Cataluña de Norte a Sur.. desde Viella al Delta del Ebro..)

    Eso sí.. yo por aquello de ser “diferente” 😉 prefiero llamarlo Ciclismo mestizo…. !!! 😉

    Salud y pedales.. !!!

    Responder
    1. cronoramer
      16/10/2015

      Me quedo con la interpretación filosófica del Gravel; es lo que pretendemos exponer pero no siempre es fácil con palabras.

      El que las marcas engrasen su maquinaria de marketing puede ser bueno para el que quiera un modelo u otro pero lo importante es el espíritu “libre” para afrontar tus pedaladas.

      Responder
  6. Ricard cf
    28/11/2015

    Novedad? Joder en que planeta vivis?
    antes del btt esto ero lo que havia!!!
    Preguntad a vuestros padres y abuelos!!
    Yo ya he tenido 2 bicis, y sin duda, la mejor modalidad para pasarlo en grande montando en bici!!!
    Viva el cx!!

    Responder
  7. kino
    26/01/2016

    Dejando aparte las tendencias y estrategias comerciales de los constructores/vendedores y respetando que no existe una modalidad de ciclismo o bicicleta mejor que otra, sino mas apropiadas según la necesidades de cada uno, si es cierto que las gravel o ciclocross son la mejor opción para el que solo tiene un presupuesto y quiere disfrutar por cualquier terreno con una bici polivalente, sin radicalismos. Yo he estado con una MTB 12 años, divertida en su terreno pero algo perezosa e incómoda como bici urbana, ni poniendole slicks. Me he pasado a una gravel y he recuperado la chispa con otra filosofía, como decía antes sin radicalismos, no es una bici para hacer el cafre sino para disfrutarla como compañera de viaje a cualquier lugar.

    Responder
  8. javi
    23/03/2016

    Yo me estoy montando un “engendro bike” con un cuadro 26 Marin Pine Mountain de 1995…. Todas las piezas rondaban por casa, lo único que añado es un suplemento para que los vbrakes lleguen a la pista de frenado…. Las manetas de carretera sin travel agent, así que si pincho tendré que usar la llave de allen. No me importa, lo que importa es disfrutar de una bici polivalente con una inversión casi nula…. otra más en el garage y ya tengo 7….

    Responder
  9. kinovara
    28/03/2016

    Si, fenómeno para algunos afortunados como Javi con sitio para 7 bicis y ganas+tiempo de mantenerlas a punto. Yo con poder tener 3 me conformaría.
    Pero para los que solo encontramos hueco y presupuesto para una bici, lo mas polivalente es una ciclocross/gravel creo . Y en mi caso la única modificación el manillar y cambios de carretera que he sustituido por los de montaña y manillar plano, para recuperar las sensación de control que tenía con la bici de montaña.Como decían en el primer comentario del hilo yo tampoco me he adaptado nunca con una MTB llaneando en rutas largas o en asfalto por ciudad. Aun poniendo unos slick sigues llevando unas ruedas pequeñas (ahora no con las 29″) pero geometría y desarrollos que están pensados para lo que son, agilidad en montaña pura y dura.

    Responder
  10. Manolo M. P.
    11/11/2016

    ¿Cómo que “Rock’nRoll si es posible”? Nos ha “jodío” el postureo.

    Responder

Deja un comentario