Natación Vs Ciclismo

 

Acabamos de terminar una sesión en la piscina. Cuando las obligaciones impiden calzarse nuestras zapatillas ciclismo carretera entre semana, la opción refugio más lógica es la carrera a pie o en el nado. En nuestro caso optamos por las aguas.

Está claro que la bici es un deporte complicado de exprimir puesto que requiere mucho tiempo mientras que la natación te devuelve buenos resultados con tan solo un par de sesiones de poco más de media hora a la semana.

Pero llegan los días de invierno y cuesta meterse en el agua. Todos los días la misma historia “¿Me animo a nadar?’”. Siempre nos preguntamos el por qué de esa barrera: Para coger la bici nos falta tiempo y para meternos en el agua abundan las excusas. Siempre da pereza!

 

nado

 

Profundizando en el tema hemos tratado de montar una análisis comparativo de ambos deportes.

Quizás la característica mas reseñable de la natación es que puesto que el agua soporta todo el peso del cuerpo, los grupos musculares trabajan sin estrés ni traumatismos derivando en una ausencia de lesiones. Además el agua ofrece mucho mayor resistencia que el aire por lo que los músculos trabajan bien y los resultados son rápidos.

Es un deporte que hace mover brazos y piernas trabajando ambos trenes. También puedes practicar cuatro estilos básicos y multitud de ejercicios técnicos diferentes consiguiendo con ello batir el conocido aburrimiento del nado solitario en la piscina.

El ciclismo tampoco es el deporte más exigente para los músculos o ligamentos, estando el cuerpo soportado por el sillín. Sus peligros vienen más bien de caídas o accidentes, especialmente en la bici de montaña.

 

mtb

 

La bici es un excelente deporte aeróbico que también reporta rápidos resultados si bien, requiere mucho más tiempo de entrenos. En cuestión de calorías quemadas, a mismo tiempo y ritmo parecido, se consumen más en la piscina que sobre la bici.

A diferencia del nado, la técnica no es un grave obstáculo; basta con sentarse sobre el sillín y pedalear. En natación la técnica correcta no es nada fácil de obtener y es una grave barrera tanto de entrada como de superación.

El ciclismo es un deporte más social y en el que el paisaje cambia cada día, incluso el tiempo, dándole mucho mayor interés en ese sentido que la natación, tan lineal como las corcheras de las calles.

En el tema material gana de largo la natación puesto que por poco más de 30 euros puedes tener la mejor equipación posible, mientras que para la bici no te daría ni para unos guantes. Otro tema es el coste del pase a la piscina.

 

Natación Puntos FUERTES

  • Ausencia de lesiones.
  • Excelente deporte aeróbico.
  • Bajo precio del material.
  • Entrenamientos consumidores de poco tiempo.
  • Se trabaja el tren superior e inferior.

 

Ciclismo Puntos FUERTES

  • Excelente deporte aeróbico.
  • Pocas lesiones.
  • Variedad de paisaje, estímulos y acción.
  • Sociabilidad.
  • Técnica fácil para empezar y avanzar.

 

Natación Puntos DÉBILES

  • La técnica, importante barrera.
  • Sesiones aburridas y monótonas.

 

Ciclismo Puntos DÉBILES

  • Necesidad de tiempo amplia para entrenos.
  • Material caro.
  • Peligro de accidentes.
  • Solo se trabaja el tren inferior.

 

 

En resumen son dos deportes muy completos con resultado globales que darían un virtual empate pero la gran pregunta sería:

¿Se complementan entre ellos? ¿El practicar uno ayuda en los resultados del otro?

Nuestra experiencia pasada con el ciclismo nos indica que el estar muy fuerte en ciclismo no quiere decir que hagas otros deportes bien por lo que creemos que el ciclismo ayuda en realidad al ciclismo y la natación ayuda a la natación. No es como, por ejemplo, cuando el correr ayuda al futbolista. Si acaso el trabajo cardiovascular y pulmonar algo sumará, ¿no?

¿Qué opináis de todo esto? ¿Añadiríais algún punto o reflexión?

 

 

2 commentarios

  1. Carlos
    25/11/2014

    Estoy totalmente de acuerdo con tu análisis. Creo que lo ideal sería siempre poder combinar ciclismo y un deporte más. El ciclismo no es un deporte completo pero nos aporta las mayores satisfacciones.Y la natación o el gimnasio siguen siendo, a mi parecer, los más idóneos para sentirte fuerte encima de la bicicleta. Y con los años todavía es más importante porque perdemos flexibilidad y fuerza. El problema de todo esto lo has apuntado también:la falta de tiempo para poder realizar todo lo deseable.

    Responder
    1. root
      25/11/2014

      Una vez más hay que reivindicar los días de 27 horas!

      Responder

Deja un comentario