H.G. Wells, escritor reconocido y convencido de la bicicleta

 

Siempre que hablamos de los tiempos heroicos del ciclismo nos retrotraemos a las carreras de los años treinta; se nos vienen a la cabeza imágenes épicas del Tour y ciclistas compitiendo contra todos y contra todo.

Pero echando la vista más atrás en el tiempo, hubo una época -finales del siglo XIX principios del XX – en que la bicicleta tuvo un tremendo impacto no ya deportivo sino social. En la época dorada de la bicicleta (1890-1905), la posibilidad de fabricarlas a buen precio y con buena calidad  produjo profundos cambios en la rígida sociedad inglesa de clases. Por primera vez, las clases de ingresos más modestos podían viajar por puro placer y por sus propios medios; la bicicleta no ya como instrumento deportivo o de transporte, sino sinónimo de pura libertad y ruptura.

 

hg wells ciclismo

 

Entendemos que la irrupción de la bicicleta y los viajes de ocio con ella fueron más un fenómeno de Inglaterra y algunos otros países del norte de Europa que de España, con un desarrollo socio-económico en aquella época bastante inferior.

H.G. Wells, escritor inglés de aquella época, es conocido por escribir libros de ciencia ficción cuando ni siquiera se había inventado el género. En el imaginario de todos están sus obras más conocidas como La guerra de los mundos, El hombre invisible, La máquina del tiempo, La isla del Dr. Moreau; obras que han sido llevadas en numerosas ocasiones al cine, teatro o incluso la radio en el famoso episodio de Orson Wells.

 

hg wells ciclismo

 

Pero hay una faceta menos conocida del escritor inglés y es su amor por la bicicleta. Wells era un convencido de la necesidad de cambios sociales y veía en la bicicleta un buen instrumento para romper barreras e incluso para ayudar en la emancipación de la mujer.

Esto le llevó a escribir una novela dedicada íntegramente a un viaje en bicicleta -The wheels of chance- donde narraba las aventuras de  Mr. Hoopdriver, un dependiente de una tienda textil y Jessie, una joven deseosa de romper el encorsetamiento de su familia, durante su viaje ciclista.

La trama se desarrolla por las cercanías de Woking (Inglaterra) y puede seguirse sobre el mapa puesto que el recorrido es real.  H.G. Wells vivió en esa localidad y conocía bien sus alrededores. La casualidad quiere que sea también el pueblo de origen de una de las bandas favoritas de CronoramiaThe Jam– y el lugar donde el que escribe pasó un verano familiar hace muchos años.

 

the wheels of chance hg wells

 

Hay que situarse a finales del siglo XIX; ¿Podríamos estar ante una de las primeras publicaciones sobre cicloturismo?

Desgraciadamente no encontramos versiones editadas en castellano; si alguien conoce alguna edición que nos lo haga saber, por favor. En inglés se puede conseguir sin problemas en Amazon AQUÍ.

Con la aparición de los automóviles baratos y accesibles, la fiebre ciclista fue desapareciendo y los mapas turísticos para ciclistas como los de la editora Bartholomew, fueron reconvirtiéndose en mapas para automovilistas.

H.G. Wells, genial escritor, amante de las bicicletas y autor de la célebre frase:

“Cuando veo a un adulto sobre una bicicleta, no desespero sobre el futuro de la raza humana”

 

 

2 commentarios

  1. Pekas
    06/05/2014

    H.G.Wells….uno de mis imprescindibles en mis estanterías… Un muy buen blogtículo… Gracias de nuevo… Por cierto uno de mis preferidos de Wells… “El país de los ciegos”… 😉 Salud y bicicletas….

    Responder
    1. root
      07/05/2014

      Lo anotamos porque no lo hemos leído.
      Gracias

      Responder

Deja un comentario