Ciclismo y viento, ¿Enemigos irreconciliables?

 

ciclismo y viento

 

“Los ciclistas siempre vamos contra el viento” Ed Burke

 

En estos últimos días, incluso semanas, es raro el día que sale bueno; cuando no hay agua, hay nieve y si no, viento.

El ciclista es un deportista acostumbrado a estudiar las predicciones meteorológicas en cuanto a que su actividad se ve muy afectada por el tiempo.

De todas las posibles situaciones, la más odiada normalmente es el viento. Contra el frío tiene uno hoy día modernas fibras que te mantienen en calor expulsando el sudor, contra la lluvia, lo mismo, el calor es molesto pero no incide demasiado siempre que uno vaya bien hidratado. Pero, ¿y el viento? Contra el viento no hay nada que hacer. Todavía no se ha sacado prenda o accesorio, al menos que sepamos, que combata su mala uva.

Excepto para algunos superclase que ven en el viento una opción para ponerse aún más en forma al tener que trabajar más duro, la mayoría de los ciclistas odia el viento ya que exige muchísimo mayor esfuerzo para el mismo resultado.

Según el estudioso del tema Ed Burke un viento de frente puede disminuir la velocidad de un ciclista en aproximadamente la mitad de la velocidad del viento, es decir, si ruedas frente a un viento de 20 km/h, se puede llegar a tener una reducción de velocidad de hasta 10 km/h. También se dice que cada 5 km/h de viento frontal suponen el miso esfuerzo que subir el desnivel un 1%.

Consejos básicos para afrontar el viento pueden ser el mantener un bajo perfil agachándose y tratando de exponer la menor superficie posible frente al viento, llevar ropa ajustada, rodar con una buena cadencia y siempre pedaleando (puesto que se mantiene la bici más estable),  pero sobre todo, rodar en grupo; en pelotón.

Dentro del pelotón el aire que es arrastrado por éste, se desplaza casi a la misma velocidad que el grupo, por lo tanto la velocidad relativa ciclista-aire es prácticamente nula. En un pelotón que circula a 40 km/h con viento en calma, en la cabeza del mismo la velocidad relativa es de 40 km/h mientras que en una posición media la velocidad relativa ciclista-aire es casi inexistente. La fuerza ejercida por el aire sobre el ciclista que rueda en cabeza es de 3,2 kg mientras que la fuerza ejercida sobre los ciclistas de la masa del pelotón es insignificante. Si el pelotón rueda a 40 km/h con un viento de cara de 20 km/h, en la cabeza del pelotón la velocidad relativa es lógicamente de 60 km/h y la resistencia del aire es de 7,2 kg, siendo igualmente despreciable la resistencia ejercida en las posiciones internas del pelotón. En posiciones intermedias la resistencia a vencer por el ciclista son sólo las de rodadura y las fricciones mecánicas de la bicicleta mientras que en las posiciones de cabeza del pelotón hay que añadir además la del aire, que es muy superior a las anteriores.

 

bicicleta túnel viento

 

Al rodar muy cerca unos de otros, la resistencia al viento disminuye logrando un ahorro de energía cercano al 40%; la magia del pelotón!

Pero el viento no solo es molesto por el nivel de esfuerzo que nos exige; también es peligroso, sobre todo el lateral. Hay que mantenerse alerta, anticipando las zonas en las que previsiblemente entrarán rachas más fuertes y sabiendo de lo peligros del paso de camiones. Pero hay que evitar agarrotarnos sobre la bici por el sobresfuerzo muscular que ello supondrá para nuestro cuello, espalda, etc. Para vientos laterales las ruedas lenticulares o de perfil ancho no son las mejor indicadas por su resistencia al viento.

 

abanicos ciclismo

 

En carreras profesionales, el viento da mucho juego y quien lo sabe tratar puede obtener buenos réditos con los famosos abanicos. Para el resto de los mortales, el viento suele ser un asco, un tormento psicológico.

Si alguna marca saca algo para combatirlo, seremos los primeros en comprarlo.

¿Alguna candidata?

 

 

3 commentarios

  1. David
    13/02/2014

    ¿Y salir en contra y volver a favor o lo contrario?. Otra eterna duda que creo que también tiene mucho que ver con lo superclase que se sea. El viento, o da de culo o da por…

    Responder
    1. root
      13/02/2014

      Yo siempre volver con viento de cola o en bajada. Sin dudarlo.

      Responder
      1. Elviejo Delabolsa
        12/03/2017

        Muy cierto. Hoy en mi ciudad y alrededores está muy ventoso y ya estoy trazando la ruta que haré par salir con viento de frente y al volver tenerlo de espaldas. Es muy práctico porque cuando vas a volver y estás más cansado, el viento de espaldas te ayuda muchísimo.

        Responder

Deja un comentario