El culpable del Koppenberg en el Tour de Flandes

 

Ya estamos en primavera, es tiempo de clásicas. Una vez finalizada la Milán San Remo, esperamos ansiosos las siguientes en llegar.

Estos monumentos del ciclismo, famosos en muchas ocasiones por sus conocidos muros, no siempre contaron en sus recorridos con las cotas más famosas ahora.

No fue hasta los años 70 cuando se descubrieron e introdujeron en las carreras los tramos de pavé mas conocidos hoy día: Koppenberg en el Tour de Flandes y Arenberg en la Paris Roubaix. Si tenemos en cuenta que hablamos de  carreras centenarias podemos decir que esos muros son relativamente recientes.

 

Koppenberg
Koppenberg -foto vía The Inner Ring-

 

En la introducción de ambas “torturas” hay culpables claramente localizados.

El tramo de Arenberg en la Paris-Roubaix fue descubierto por el ciclista francés de padres polacos Stablinski, quien recordó los tramos de pavé de los alrededores de la mina de carbón donde trabajó su padre, y el mismo, y se los comunicó a la organización como detallamos ampliamente en la entrada –Stablinski, el único hombre en trabajar en la mina bajo el Arenberg y correr sobre ella– . El vencedor de una Vuelta a España, un mundial y muchas etapas importantes confesó más tarde sentirse culpable por haber sido el artífice de semejante castigo para los ciclistas.

En el caso del muro del Koppenberg, en el Tour de Flandes, fue Hubert Hoffman, un residente en Melden, quien se lo comunicó a la organización y se metió en carrera en 1976. La anécdota al respecto es que el famoso ciclista Walter Goodefroot, vencedor en el Tour de Flandes en 1968 y 1978, si conocía el tramo pero lo mantenía en secreto para usarlo es sus entrenamientos privados –“No quería que hubiera semejante subida en carrera”- declaró al diario L’Equipe.

 

GODEFROOT Walter - 7

 

A pesar de ser un tramo que solo se ha usado en carrera poco mas de veinte veces, el Koppenberg forma ya parte de la épica y de la historia de Flandes contribuyendo a la economía local con la peregrinación de ciclistas de todo el mundo al municipio de Oudenaarde para probar el muro o visitar el Ronde van Vlaanderen museum que celebra la carrera.

 

 

Deja un comentario