Vanmoof, otra bici es posible

Es difícil destacar del resto diseñando una bicicleta pero la gente de Vanmoof lo ha conseguido. En un claro ejercicio de innovación y emprendeduría, esta joven empresa holandesa con hambre de cambios ha aportado su granito de arena para moverse por la ciudad con estilo.

 

Su diseño no deja a nadie indiferente; o te gusta o lo aborreces pero lo importante es que tiene carácter y sobre todo que es una bici práctica y usable no como otros ejercicios estéticos en que la novedad sustituye a la practicidad.

 

El modelo de negocio de la empresa es claro; tres únicos modelos muy parecidos para volcarse en ellos, contundentes, con personalidad y, a parte, varias opciones de personalización para adaptarlas a tu gusto o necesidades:

  • Talla 26 o 29 pulgadas
  • Una única marcha o siete marchas
  • Manillar plano o a dos alturas
  • Freno extra
  • Diversas cestas o portapaquetes.

La nota de carácter de sus bicicletas es ese tubo superior del cuadro  a modo de viga central sobresaliendo y aprovechando sus extremos para integrar luces delantera y trasera Philips (todo queda en Holanda). En Cronoramia nos gustan los diseños clásicos y sencillos pero este también nos gusta y es que pensamos que podría su diseño podría consolidarse como un clásico retro-futurista; algo así como lo que fue el Jensen Interceptor en el mercado de los coches en los años setenta o el célebre Citroen “Tiburón” algo antes.

 

En un futuro perfecto veríamos una ciudad llana con facilidad para desplazarse a pedal y multitud de gente yendo hacia el trabajo, a hacer recados, a cenar, a por los niños al cole en bicicleta, muchos de ellos sobre una Vanmoof.

 

¡Nos gustaría probar una!

2 Comments

Filed under Uncategorized

2 Responses to Vanmoof, otra bici es posible

  1. Toni Botifoll

    Estoy de acuerdo con vuestra opinion. Solo nos falta la cultura ciclista de Holanda y que la bici sea nuestro utilitario!!!!!

  2. Hay…no tienes la opción”Me gusta”…cachis…

Deja un comentario