Juan Pablo II y su Colnago

En estos días en los que la tecnología lo domina todo y en los que el fútbol se lleva toda la atención de los niños y no tan niños, podemos comprobar como el pueblo italiano disfruta de veras el Giro de Italia como antaño. No hay mas que ver como se engalanan pueblos, como la gente se lo trabaja para hacer carteles y pancartas, como los policías locales se ponen sus mejores galas, en definitiva, como esperan con ansia el paso del pelotón.

Foto vía Pola-user

Y es que el Giro y el ciclismo en Italia siempre ha sido y es algo especial. Prueba de ello son curiosas anécdotas como la bicicleta que dorada que  Ernesto Colnago regaló al entonces Papa –Juan Pablo II-.

En palabras de Ernersto Colnago” Hicimos esta bicicleta dorada para el Papa en 1979. Fué un día especial cuando fuimos al Vaticano a entregársela; muy emocionante para mí. Fuí con toda mi familia, mi hermano Paolo y su hijo Alessandro. Oímos que al Papa le gustaba montar en bici y que se hacía un recorrido de 38 km. Dos veces a la semana cuando estaba en Cracovia y que seguí montando estando en Castillo Gondolfo (l aresidencia de veranos del Papa a las afueras de Roma).

El Papa cogió la bici y me dijo que era maravillosamnet eligera y que llevaba tiempo deseando tener algo parecido.

Recuerdo que el Papa me dijo que quería bendecir al ciclsio y a todos los ciclistas lo cual me conmovió profundamente.

Realmente no creo que el Papa montara jamás con esa bici. Tras un año el Vaticano nos devolvió la bici y nos pidió una tipo “Sport” con manillar plano. Le hicimos una en color blanco y es la bici que utilizó en la residencia de verano.”

Esta bici se puede ver hoy día en el museo de Colnago.

Y es que, ahondando en el tema del amor por la bici de los italianos, no hay mas que ver los 16 museos a ella dedicados que mencionabamos en su día. Entre ellos el museo Colnago, por supuesto.

¡Dios salve al ciclismo!

1 Comment

Filed under Uncategorized

One Response to Juan Pablo II y su Colnago

  1. picaedro

    Preciosa anécdota de un Papa que hizo más humano todo cuanto tocaba.
    No cabe la menor duda, los italianos y su relación de amor con el ciclismo son algo especial en este mundo nuestro tan lleno de luces y sombras.

    Un saludo.

Deja un comentario