Informe Escobar: Colombia, Ciclismo y Drogas

Hoy nos hacemos eco de un reportaje de Cycling Inquisition, ese maravilloso y cáustico blog colombiano que nunca nos cansamos de recomendar desde Cronoramia.

Nos retrotraemos a los años 80 en Colombia cuando los cárteles de la cocaína llevaron al país a una situación límite y le dieron una imagen mundial que les ha estigmatizado por lustros y cuyo lastre es difícil de soltar.

 

A la cabeza de todo ello se situó Pablo Escobar, capo mafioso que llegó a ser la séptima fortuna mundial a mediados de los 80 según la revista Forbes y bajo cuyo “reinado” convirtió al país en una auténtica orgía de balas, bombas y muerte. Candidatos a la presidencia, jueces, policías, políticos, periodistas y…Ciclistas caían bajo el yugo de Escobar a decenas. En los 80, Colombia era por tanto conocida mundialmente por dos cosas: cocaína y ciclismo. Para Colombia, el ciclismo y sus éxitos internacionales y sus éxitos era “el opio del pueblo” al que aferrarse ante tanta desolación en las calles.

En ese contexto encontramos las conexiones de Pablo Escobar con el ciclismo. Su hermano, Roberto “Osito” Escobar fue un ciclista profesional que compitió en Ruta y pista. El primer negocio de Pablo Escobar fue una tienda de bicis en Medellín a través de la cual y de las conexiones de su hermano fue tramando sus intereses. Según fue amasando dinero, patrocinó equipos ciclistas de competición y construyó velódromos. Incluso llegó a patrocinar un equipo solo para publicitar sus aspiraciones políticas.

A través de esas conexiones muchos inversores y ciclistas se vieron envueltos en tratos con Escobar. En ocasiones, los problemas llegaron al ser requeridos para ser usados como muleros y transportar droga al viejo continente donde sus adinerados habitantes ansiaban la droga sudamericana.

Gonzalo marín Foto Matt Rendell libro Kings of The mountains

 

Gonzalo Marin, un buen ciclista que corrió para su equipo del partido político fue asesinado mas tarde por los hombres de Escobar.

Alfonso Florez

 

Alfonzo Florez fue el primer colombiano en ganar el maillot de puntos del Tour de Polonia (1983). Fue tiroteado por traficantes de Escobar en 1992.

Armando Aristizabal

El corredor del Café de Colombia Armando Aristizabal compitió en Europa antes de ser encontrado muerto en las afueras de Medellín con las manos atadas y evidentes signos de tortura.

Juan Carlos Castillo Foto de Matt Rendell libro

 

Los traficantes solían usar a los ciclistas como muleros en ocasiones contra su voluntad con amenazas contra sus familias. Eran buenas opciones por su forma física y por estar habituados a los viajes intercontinentales. Juan Carlos castillo fue arrestado en el aeropuerto de Medellín con una cargamento de cocaína. Aunque fue absuelto y puesto en libertad no tardó en ser asesinado.

Cochise Rodriguez y Murillo Foto del libro de Matt Rendell

 

Cochise Rodriguez, uno de los mejores ciclistas colombianos de todos los tiempos, con dos victorias de etapa en el Giro, compañero de Gimondi en contrarreloj por parejas y uno de los primeros en competir en el Tour. Compitió en el equipo Felipe Joyerías. Su dueño, Murillo Pardo, que fue parte del sistema de lavado de dinero de Escobar fue asesinado por el cártel en 1986.

También hay que recordar años mas tarde los secuestros de Oliverio Rincón y Lucho Herrera.

Victor Hugo Peña

 

Victor Hugo Peña Victor Hugo Peña, semanas antes de portar el maillot amarillo en el Tour con los colores del US Postal, fue asaltado y robado en su casa. Le robaron el dinero y el pasaporte por lo que tuvo que correr el Tour ilegalmente con visado de turista.

Por otro lado, cuando los billetes le iban saliendo por las orejas, Pablo Escobar regaló a su hermano Roberto una fábrica y equipo ciclista. El nombre elégido fue el mote de Roberto, “Osito”, pero con dos “t” para darle un toque mas italianizado.

 Roberto, uno de los lugartenientes mas feroces de Pablo, gestionó la empresa y el equipo que llegó a ganar el Clasico RCN, prestigiosa carrera por etapas colombiana con gente de la talla de Laurent Fignon, Pascal Simon, Bernard Hinault y Sean Kelly entre sus participantes.

Factoría Ositto

 

 

Equipo Ositto

 

La producción de cuadros Ositto solo duró unos años en los 80. Roberto fue capturado por la policía en 1992 acusado de múltiples cargos (posesión de armas, tráfico de drogas, secuestro, extorsión, conexiones en la muerte de hasta 4.000 personas, escapar de la cárcel de máxima seguridad junto a su hermano, etc.) Un angel vaya! De Nuevo en la cárcel de máxima seguridad, recibió una carta bomba que le dejó ciego y parcialmente sordo. Roberto vive ahora en un hospital estatal bajo fuerte custodia.

Roberto "Osito" Escobar

 

Sirvan estas líneas para rendir homenaje al pueblo colombiano por esos durísimos años vividos, y en especial a sus combativos ciclistas que tan difícil lo tienen para competir en igualdad de condiciones.

Con esfuerzo y no poco trabajo va logrando Colombia deshacerse de ese estigma del tráfico de drogas que ahora parece retomar, tristemente, México.

2 Comments

Filed under Uncategorized

2 Responses to Informe Escobar: Colombia, Ciclismo y Drogas

  1. fran

    magnífico informe,muchas gracias por informarnos de la historia del ciclismo.

  2. nelson e vidal rubiano

    no hay que decir que el narcotrafico uso el ciclismo para hacer sus negocios recuerden en el futbol que tenian equipos profesionales que tenian que ganar a las buenas o a las malas recuerdeeeeen es mas tenian tanto poder que estaban en la politica y en todas las esferas del pais hay que hacer memoria no sufran de alzaimer si o queeeee he dicho el que este libre de pecado que tire la primera piedra SEÑORAS Y SEÑORES DL PUEBLO COLOMBIANOOOOOOOOOOOO…….

Deja un comentario